Si te lo montas bien, no necesitarás mucho dinero para escaparte a conocer el mundo y vivir aventuras que guardarás en la memoria el resto de tu vida. Viajar a lo mochilero es la opción que muchos eligen, no solamente por la evidente cuestión económica, sino también porque supone una manera diferente y muy apasionante de descubrir nuevos lugares, paraísos escondidos y rincones llenos de magia.

Viajar a lo mochilero
Viajar a lo mochilero

¿Por qué viajar solo con una mochila?

Los momentos se hacen aún más especiales, las relaciones personales se estrechan y la sensación de libertad es mayor cuando se viaja con poco y sin rumbo y uno se aleja de los lujosos resorts y sus paradisíacas playas privadas, cuando el concepto de todo incluido no se sintetiza en una pulsera que te convierte en VIP, sino en una especie de consigna en la que emociones, sorpresas, risas y diversión tienen cabida.

Cambia de vida, viaja a lo mochilero

Y entonces, antes de partir, surge la pregunta que te vas a hacer, seguro. ¿Qué meto en la mochila? Para dar respuesta a esta cuestión tan trascendente para quienes viajar a lo mochilero es, prácticamente, un estilo de vida, hemos tenido a bien ofrecerte una serie de recomendaciones.

Apunta desde este momento todas aquellas cosas que vas a necesitar y las que van a ser un peso inútil en tu espalda.

viajar a lo mochilero
viajar a lo mochilero

Me voy a conocer el mundo, ¿qué guardo en la mochila?

Métete en la cabeza la siguiente frase y repítela hasta la saciedad: menos es más. Si eres capaz de interiorizarla y hacerla tuya vas a tener mucho terreno ganado. ¿Qué pretendemos decirte con esto? Pues que cuantas menos cosas lleves, más cómodo te va a resultar el viaje.

Lo primero que deberías hacer es buscar una mochila que se adapte a tus necesidades, teniendo en cuenta tu altura y tu complexión física. Normalmente, una mochila para viajeros de 60 litros será la idónea, pero tienes que calcular el peso que vas a ser capaz de soportar.

No pongas una muda de ropa por cada día

La experiencia nos dice que, si nuestro viaje se va a prolongar por un espacio de tiempo mayor de un mes, entonces deberíamos llevar la ropa que, en teoría, solemos usar a lo largo de una semana. En cuanto a la ropa interior, conviene que echemos la que necesitaríamos para dos semanas. Opta siempre por la comodidad, es decir, prendas con las que vayas a sentirte a gusto y que, a ser posible, no ocupen demasiado espacio ni tampoco tengan un peso excesivo. Es fundamental que lleves un calzado adecuado y que te olvides de los productos de lujo. Vamos, que la plancha del pelo debe quedarse en casa.

Artículos que pueden salvarte la vida

El único aparato tecnológico que debes llevar es el teléfono móvil y su correspondiente cargador. Con él puedes hacer un montón de cosas y sobre todo, comunicarte con el resto del mundo.

Por lo demás, no se puede viajar a lo mochilero para conocer el mundo sin llevar cosas como un botiquín de primeros auxilios, una cuerda elástica, toallitas húmedas, un saco de dormir y una linterna, ¿para qué más?

No hay comentarios

Dejar comentario