Cualquier época del año es buena para visitar una ciudad tan bella como Budapest, pero es en primavera cuando la capital de Hungría viste sus mejores galas para recibir a los visitantes. La estación de las flores no puede empezar mejor a orillas del Danubio, porque cada año se celebra allí un prestigioso festival internacional de música. Durante casi un mes, los acordes de las mejores orquestas de música clásica y contemporánea llenarán los espacios culturales de la ciudad. Lo harán junto a otros espectáculos de músicas del mundo, danza, teatro y hasta circo. El Festival de Primavera es el primer reclamo que nos invita a visitar la ciudad, pero Hungría en primavera tiene muchos más alicientes para seducirte.

Budapest en todo su esplendor

Escapada a Budapest primavera
Escapada a Budapest primavera

Con el estallido de la primavera Budapest florece. Sus calles adoquinadas invitan a un apacible paseo gracias a que las temperaturas pueden superar los 25 grados y los días suelen ser soleados. Así que, no debes cargar demasiado tu maleta porque los fríos del invierno ya no son habituales en esta época. De hecho, el mes de mayo es uno de los mejores meses del año para visitar la ciudad.

Para organizar tus vuelos a Budaspest con tiempo y aprovechar las mejores ofertas de hoteles en Hungría, tienes la opción de reservar los billetes y la estancia con antelación. Es la mejor manera de todo salga según lo previsto y de que aproveches hasta el último día de tu escapada.

Qué ver en Budapest en primavera

Como la meteorología ayuda, te apetecerá pasear por la calle comercial que transcurre paralela al Danubio, la llamada Váci ucta (calle Váci). En esta elegante calle peatonal, la más importante de la ciudad, encontrarás una gran actividad durante el día. Sus cafés y comercios rebosan de gente aprovechando el sol primaveral y durante la noche invita a un buen paseo, contemplando los escaparates iluminados.

Escapada a Budapest parlamento
Escapada a Budapest parlamento

El Danubio también parece más alegre en primavera. Aprovecha para ver la majestuosa fachada del Parlamento en la orilla de Pest y el famoso Puente de las Cadenas, inaugurado en 1849. En ese momento se unieron las dos partes de la ciudad, Buda y Pest, que hasta entonces solo estaban comunicadas por barco o caminando, cuando el invierno helaba las aguas del río. Al atardecer, el puente se ilumina, ofreciendo una imagen de postal con el castillo de Buda al fondo.

Este castillo fue la residencia de los reyes de Hungría, y no tiene nada que ver con el budismo. Es una de las visitas obligadas por su importancia. Allí se encuentra la Galería Nacional y el Museo de Historia de Budapest. Hasta el castillo puedes subir en funicular y bajar dando un paseo.

Al principio de la Uri ucta encontrarás una de las entradas al mundo subterráneo de cuevas que ha formado el agua termal. Se estima que hay cientos de kilómetros de laberintos en el subsuelo. Para disfrutar de las termas, junto a la plaza de los Héroes se encuentra el Balneario Termal Széchenyi. Son los baños termales más grandes de Europa, así que podrás estrenar la primavera dándote un chapuzón en alguna de sus tres piscinas al aire libre, o meterte en cualquiera de sus quince piscinas cubiertas. Una experiencia única, digna de compartir con tus contactos en las redes sociales.

Festival de Primavera y mucho más

Los vuelos a Hungría son muy asequibles, pero si tu visita coincide con el Festival de Primavera le sacarás más partido a tu escapada. Entre los lugares donde se celebran los conciertos está la basílica de San Esteban. Para llegar a su cúpula tendrás que subir 364 escalones, pero si tienes prisa también puedes usar el ascensor.

Escapada a Budapest Basilica de San Esteban
Escapada a Budapest Basilica de San Esteban

En la avenida Andrássy encontrarás otro espacio del festival, la Ópera Nacional de Hungría. Recorrer esta avenida vale la pena porque son cerca de tres kilómetros paseando entre mansiones y palacios. Otra visita recomendable es la de conocer la Gran Sinagoga, la segunda más grande del mundo.

La primavera también es buen momento para visitar la isla Margarita, en donde podrás alquilar una bici o un cochecito a pedales para recorrerla. En la isla puedes aprovechar el calor primaveral para darte un baño en la playa Palatinus, la más concurrida de Budapest. No te creas que es una playita fluvial al uso, allí tienes once piscinas climatizadas, otra piscina con olas y surf, toboganes, jacuzzis, y hasta pistas deportivas. En las piscinas también te beneficiarás de las aguas termales, enriquecidas con calcio y magnesio.

Pero si quieres disfrutar del sol primaveral lo mejor es que te des un paseo por el Danubio en uno de los barcos panorámicos. Una excursión perfecta para ver ambos lados de la ciudad a través del río que los separa, o los une. También hay cruceros nocturnos, con cena y música en directo. Y aún más sofisticado: el RiverRide, un divertido autobús anfibio que realiza un tour combinando los lugares más turísticos de la ciudad y luego se zambulle en el Danubio como si tal cosa.

La gastronomía

Escapada a Budapest Goulash
Escapada a Budapest Goulash

Con tantos paseos y baños, es importante que te alimentes bien. En Budapest tienen mucha fama sus pastelerías. Pero si quieres algo más que dulces, no dejes de probar su goulash un estofado con carne, verdura y paprika. Las especias son muy importantes en la gastronomía local, y los sabores picantes están entre los preferidos. Puedes acompañar el goulash con alguno de los vinos húngaros. Los mejores llevan en su etiqueta las palabras minösegi bor, una distinción que asegura la mejor calidad. Después de comer puedes entrar en alguno de los cafés tradicionales de la ciudad. En los años veinte del pasado siglo fueron lugar de encuentro de los intelectuales y artistas húngaros, y hoy aún conservan su esencia con una decoración espectacular.

En resumen, la mejor manera de disfrutar de Hungría en primavera en la capital es pasear relajadamente por sus calles de adoquines, recorrer el Danubio por sus dos orillas, por sus aguas, y aprovechar las actividades culturales con las que Budapest deja atrás el invierno. En primavera aumenta la vida en la calle, los espectáculos y los conciertos al aire libre. El mejor momento del año para disfrutarla.

Reserva ya tu Escapada a Budapest barata aquí

Resúmen
Agencias de Viajes
Categoría
Agencias de Viajes
Proveedor
Viajes Carrefour,
Viaje a:
Escapada por Europa, Budapest
Descripción
Cualquier época del año es buena para visitar una ciudad tan bella como Budapest, pero es en primavera cuando la capital de Hungría viste sus mejores galas para recibir a los visitantes. La estación de las flores no puede empezar mejor a orillas del Danubio, porque cada año se celebra allí un prestigioso festival internacional de música. Durante casi un mes, los acordes de las mejores orquestas de música clásica y contemporánea llenarán los espacios culturales de la ciudad. Lo harán junto a otros espectáculos de músicas del mundo, danza, teatro y hasta circo. El Festival de Primavera es el primer reclamo que nos invita a visitar la ciudad, pero Hungría en primavera tiene muchos más alicientes para seducirte.

No hay comentarios

Dejar comentario