No importa la edad que tengas, estamos totalmente convencidos de que si no has visto la película, al menos has escuchado la canción que más la representa: “Let It Go”. Es más, ¿es posible que ahora mismo tu cabeza esté recordando ese estribillo tan pegadizor? ¿Alguna vez te has planteado por qué a tus hijos les encanta Frozen?

Está claro que este lanzamiento de Disney fue y está siendo otro gran éxito más de la productora, que lleva varias décadas en lo más alto de la gloria mundial. No obstante, Frozen brilla con luz propia, ya que ha sobrepasado con creces las expectativas, convirtiéndose en la película de dibujos animados más taquillera de la historia, habiendo recaudado más de 1 200 millones de dólares.

Frozen, Anna y Elsa de Frozen
Frozen, Anna y Elsa de Frozen

Evidentemente, el público mayoritario lo encontramos en los más pequeños, que han hecho posible este enorme éxito. Y es que no solo se ha tratado de una película y un tema pegadizo que aún resuena perfectamente en la cabeza de millones de personas, sino que además pronto pasó a ser todo un fenómeno social, y actualmente puedes encontrar a Elsa y Anna en casi cualquier objeto de consumo: patines, mochilas, tazas, mantas, toallas, vestidos…

En la mayoría de ocasiones, Disney cosecha un gran éxito al sacar a la luz sus producciones cinematográficas. Sin embargo, y a pesar de los numerosos triunfos a lo largo de su trayectoria, Frozen ha batido todos los récords y superado todas las barreras, en parte gracias a su originalidad de los diálogos, el éxito de sus canciones y la belleza de la historia que las une. Claro está que el seño más personal de Disney corresponde a las princesas, pero en este caso podríamos señalar que Elsa y Anna han batido récords de popularidad entre los seguidores.

El éxito de Frozen no es casualidad

Ahora bien, como cabe la posibilidad de que no estés de acuerdo con la fama que ha conseguido esta película, nos disponemos a explicarte por qué sí hablamos de un merecido reconocimiento.

Estamos ante un auténtico boom de éxito sin precedentes en la historia del cine animado, una creación de dos psicólogas de la Universidad de California que son hermanas entre sí, lo que evidentemente queda reflejado en la historia de las protagonistas femeninas. El estudio publicado como Zocalo Public Square, por parte de Maryam Kia-Keating y Yalda T. Uhls, dilucida de buen grado los motivos científicos del fenómeno mundial de Frozen.

¿A qué se debe el apabullante triunfo de Frozen?

En primer lugar, las hermanas aseguran que se trata de una cuestión empática, ya que los niños se sienten identificados con la lucha interior de Elsa. Se transmiten emociones muy fuertes y comunes en los más pequeños, tales como la conducta guiada por impulsos.

Frozen, Mary Poppins junto a una niña en Disneyland
Frozen, Mary Poppins junto a una niña en Disneyland

El realismo mágico que envuelve la historia ha tenido algo que ver con el éxito de esta película en la gran pantalla. Los poderes de Elsa añaden un contenido fantástico que pone en balance su sufrimiento, haciéndola así aún más atractiva para los más pequeños.

Quizás ni siquiera te hayas percatado de un importante detalle: Frozen apenas contiene elementos de terror. Al contrario que en la mayoría de éxitos Disney, no existe una bruja malvada y tenebrosa, sino que “el villano es un tipo corriente que canta canciones de amor pegadizas”, confirman sus creadores.

Evidentemente, hablamos de una historia que a través de la relación entre Elsa y Anna nos recuerda la importancia de los lazos familiares. El apego que los niños sienten hacia su familia los ayuda a empatizar más con los personajes de esta producción animada . En especial destaca el profundo amor que se tienen las dos hermanas, vínculo que construye toda la historia cinematográfica.

Por último, pero no menos importante, la banda sonora, que tantos momentos de gloria ha tenido y continua teniendo. Y ha dado incluso para la creación de un musical. No importa el país de donde vengas, a buen seguro que has escuchado y tarareado sa pegadiza canción que todos conocemos.

Eurodisney y Frozen

Si te has emocionado de la ilusión de tus hijos cuando ven la película o cantan a voz en grito Let It Go, o simplemente al colgarse su mochila de Frozen, ¡imagina si tuviesen a la mismísima Elsa delante!

Desde Viajes Carrefour ponemos a tu disposición vuelos a Paríshoteles en Disneyland y todo lo que necesites para organizar el mejor viaje a Disney. La especial relación entre los niños y Frozen hará de esta experiencia un recuerdo imborrable para los más pequeños, que disfrutarán con entusiasmo de su princesa y heroína favorita y de la magia que este espectacular parque temático rebosa.

Podrás contemplar junto a tus hijos el espectáculo en directo de Frozen en Disneyland e incluso saludar a los personajes y tomar alguna fotografía en su compañía. Os sentiréis en un lugar de ensueño y fantasía, y en las miradas de los más pequeños se podrá intuir la fascinación y la más plena felicidad. Una experiencia única que no puedes dejar escapar y uno de los regalos más especiales e inolvidables que puedes hacer a tu hijo o hija.

Frozen, Niña con orejas de Mickey Mouse
Frozen, Niña con orejas de Mickey Mouse

Las emociones, los niños y Frozen

Como ves, el éxito de esta producción de Disney se basa en las emociones. Al contrario de lo que a priori podamos imaginar, los niños prefieren historias con mensaje, cargadas de sentimientos a los cuales poderse conectar.

Sin ninguna duda, Frozen lo ha conseguido con creces y ha llegado al corazón de todos sus espectadores y eso es lo que la ha convertido en un fenómeno mundial. Y es que en este mundo frío y mecanizado en el que vivimos, buscamos sin querer sentimientos guiados por nuestra naturaleza. En especial los niños, que son más puros y viven en la más plena conciencia.

No dejes escapar la oportunidad de brindar a tu hijo o hija la oportunidad de conocer a Elsa y a Anna en Disneyland París. Ver su infinita sonrisa y el brillo de sus ojos no tiene precio y estamos plenamente convencidos de que no te arrepentirás.

No hay comentarios

Dejar comentario