San Fermín está catalogada como una de las siete celebraciones más populares del mundo, puesto que es internacionalmente conocida. Se celebra cada año en Pamplona entre el 6 y el 14 de julio y supone un acontecimiento sin igual al que acuden miles de visitantes de todas las partes del globo.

Viajar a Pamplona en sanfermines puede convertirse en una experiencia inolvidable, puesto que, durante los nueve días que dura la celebración, se llevan a cabo en la capital navarra multitud de actividades culturales y de ocio que revisten a la ciudad de un aire festivo sin comparación. Con Viajes Carrefour podrás encontrar el alojamiento ideal para que goces de la posibilidad de disfrutar de este festejo único.

Celebrando la apertura de San Fermín
Celebrando la apertura de San Fermín

Orígenes de la fiesta

Las fiestas de Pamplona se celebran en honor a San Fermín de Amiens y nacieron en la época medieval como una feria comercial y una fiesta secular, que se unificaron en 1592 y servían de reunión para mercaderes, comerciantes y aldeanos. Como parte del festejo, comenzaron a organizarse corridas de toros, que con el paso de los años pasaron a convertirse en el alma de la celebración.

El ‘txupinazo’

Es el acto que sirve para dar el pistoletazo de salida a la fiesta. Tiene lugar el 6 de julio a las 12 del mediodía y se trata del lanzamiento de un cohete desde el balcón de la casa consistorial de Pamplona. Miles de personas se congregan en la plaza donde se sitúa este emblemático edificio para asistir a un acontecimiento que, a pesar de que se convirtió en tradición a principios del siglo pasado, es conocido mundialmente.

Banda de música en la apertura de San Fermín
Banda de música en la apertura de San Fermín

El ‘txupinazo’ es uno de los momentos más señalados y emotivos de la fiesta. Antes del lanzamiento se convoca a los ciudadanos para que disfruten de la fiesta en honor al patrón de Navarra con la de sobra conocida frase: “¡Pamploneses! ¡Pamplonesas! ¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!”.

Los encierros

Aquel que viaje a San Fermín no puede pasar sin disfrutar de los encierros, que suponen el alma de la celebración. Tienen lugar desde el 7 hasta el 14 de julio y dan comienzo a las ocho de la mañana. Al igual que ocurre con el ‘Txupinazo’, son retransmitidos por televisión, y son cientos de personas, tanto pamploneses como foráneos, los que corren delante de los toros para conducirlos hasta la plaza en la que son lidiados por la tarde en las corridas que se organizan.

encierro
Encierro San Fermín

El recorrido, de 849 metros, va desde los corrales que se encuentran en la famosa cuesta de Santo Domingo hasta la Plaza de Toros, pasando por la plaza consistorial, Mercaderes y Estafeta. Es común que, antes de empezar, los corredores recen a San Fermín cantando para que les proteja.

El pañuelo rojo

Forma parte de la tradición que los asistentes a esta fiesta acudan vestidos completamente de blanco y ataviados con un pañuelo rojo, que durante toda la celebración se colocan en el cuello. No se sabe a ciencia cierta de donde viene esta costumbre del pañuelo rojo, aunque existen algunas teorías.

pañuelo sanfermines

El motivo del uso de este pañuelo es religioso. Se dice que sirve para conmemorar el martirio que sufrió San Fermín, primer obispo de Pamplona, que murió decapitado, ya que los sacerdotes tienen la costumbre de vestir de rojo cuando celebran ceremonias religiosas en honor de un mártir. Otra teoría sitúa la costumbre en el Voto de las Cinco Llagas, una especie de acción de gracias que se instauró en 1599 por la erradicación de una epidemia de peste que mató a más de un tercio de la población de la ciudad.

La Comparsa de gigantes, zaldikos, cabezudos y kilikis

​Otro de los espectáculos propios de la fiesta de San Fermín es la salida de la Comparsa, que cada mañana acude a su cita ineludible con los encierros. Los Gigantes de Pamplona salen acompañados por su séquito de zaldikos (caballos), cabezudos y kilikis (cabezudos con algo menos de peso). En total, la Comparsa está formada por los ocho Gigantes, que representan a los reyes del mundo, cinco cabezudos, seis zaldikos y seis kilikis, que se dedican a correr detrás de la gente. Todos tienen su historia y sus nombres propios, que son muy peculiares.

Otras actividades relacionadas con la fiesta

La capital navarra se viste de gala en los días que dura su celebración. Los hoteles en Pamplona se llenan de visitantes y cuelgan el cartel de completo cada año. Y es que los sanfermines no solamente se reducen a la celebración de los encierros y las corridas de toros, sino que también se organizan muchas otras actividades alternativas que permiten que la fiesta se viva en la calle durante las 24 horas.

Los fuegos artificiales

Es una tradición que cuenta con siglos de historia la de la quema de fuegos artificiales. Todos los días que dura la fiesta se lanzan desde la Ciudadela a las 23 horas, convirtiéndose en un espectáculo de ruido y color que los visitantes no deben perderse.

Fuegos artificiales

‘Txarangas’, peñas y concurso de carteles

Entre otros muchos elementos que dan sentido a las fiestas de Pamplona se encuentra la animación que los propios agentes sociales de la ciudad practican. Es habitual ver a todas horas en cada rincón de la ciudad a las famosas ‘txarangas’, agrupaciones musicales que animan la fiesta con música y baile. Las tradicionales peñas, así como asociaciones deportivas y culturales, salen a la calle en cuadrilla, acuden a la Plaza de Toros y ofrecen su hospitalidad a todo aquel que se les cruza en el camino respetando la fiesta.

Asimismo, cada año se organiza un concurso en el que las personas censadas en Pamplona pueden votar entre los diferentes carteles que se presentan para decidir cuál será el que represente la fiesta ese año.

El legado de Hemingway

Buena parte de culpa del carácter internacional que han adquirido los sanfermines se debe al escritor norteamericano Ernest Hemingway, que desde la primera vez que visitó Pamplona, en 1923, quedó prendado y realizó una serie de visitas hasta 1959. El que fuera Premio Nobel de Literatura dio a conocer al mundo esta celebración a través de su novela Fiesta.

No hay comentarios

Dejar comentario