¿Cómo y cuándo pedirle las vacaciones a tu jefe?

No encuentras el momento. Te levantas cada mañana con el firme propósito de echarle valor, pero no terminas de pedir vacaciones al jefe porque la cosa no está para tirar cohetes. No es el momento, porque hay alguien de baja o por otros muchos motivos.

La cuestión es que no sabes por dónde empezar. Por ello, te vamos a echar un cable para que encuentres el momento y para que esa petición sea un camino de rosas o un cuento con final feliz.

Te vamos a ayudar porque ahora es el momento de reservar tus vacaciones de verano, dado que ahora puedes elegir los destinos, el mes del verano en el que quieres viajar y los precios más asequibles. Como sabes, no es lo mismo viajar en agosto, en junio o en julio.

Cómo pedir vacaciones al jefe y que diga que sí

Uno de los errores que solemos cometer en este sentido es que no esperamos el momento más oportuno. Además, recuerda que se trata de algo que te corresponde, no te debes dejar amedrentar.

Elegir el mejor momento

No es demasiado complicado, pero debes cerciorarte de que no pides las vacaciones el día de pago de las nóminas o en plena inmersión de un problema. Espera y encuentra ese momento en el que tu jefe esté más relajado.

Pedir vacaciones al jefe
Pedir vacaciones al jefe

Será entonces cuando tu jefe se muestre más receptivo a este tipo de peticiones.

Muestra seguridad frente a tu superior

Vaya por delante que la seguridad en uno mismo no debe confundirse con la soberbia. Todos sabemos que en la teoría esas vacaciones nos corresponden, pero que en la práctica los trabajadores y jefes remamos en una misma dirección: el bienestar de la empresa. Una cuestión que no siempre es compatible con esos días libres con los que estamos soñando.

Dicho esto, una vez has encontrado el momento muestra seguridad. Interpretar tu debilidad permitirá a la otra parte decir un no mucho más rotundo que en el caso contrario.

Defiende la elección de la fecha elegida

Si tienes que hacerlo, hazlo. Defiende por qué quieres viajar en unas fechas y no en otras. Explica a tu jefe las ventajas de unos meses frente a otros y, en definitiva, cuando es mejor viajar. Vende tu proyecto vacacional.

La antelación es fundamental

Pedir las vacaciones con tiempo no solo te permitirá acceder a esos viajes de ensueño a precios sin competencia, también ayudará a que la empresa organice con tiempo su día a día durante esos días en los que tú estarás viajando.

Calendario
Calendario

Todo siempre, por escrito

Además de todo lo anterior y aunque ya lo hayas pedido en persona, preocúpate de que el permiso quede por escrito. Será la única manera de mantener constancia de la palabra de tu jefe en caso de que surgiera algún contratiempo.

Pedir vacaciones al jefe no tiene por qué ser sinónimo de una negativa. Siguiendo nuestros consejos es más que probable que puedas reservar pronto tus vacaciones de verano. Solo nos queda desearte buena suerte y buen viaje.

No hay comentarios

Dejar comentario