Destinos para darle esquinazo al calor en verano

Los pirineos con niños en verano son una de las opciones más socorridas para todos aquellos que no soportan pasar calor en sus vacaciones. Y aunque es una de las alternativas favoritas, no es ni mucho menos la única oportunidad que tienes para disfrutar de una temperatura fresquita en agosto.

Destinos frescos en verano: huyendo del calor

Si lo tuyo no son las temperaturas altas y el calor pegajoso, no te preocupes. Te proponemos cuatro opciones que no podrás dejar de tener en cuenta para salirte con la tuya y disfrutar del verano más fresquito de tu vida:

Los pirineos en verano

Para no tener que salir de la península, los pirineos siempre son uno de los destinos vacacionales preferidos de los españoles. Aunque la mayoría de las personas disfrutan de estas montañas en la temporada alta de nieve, a finales del invierno o en la primavera.

¡Pero ese no es el único momento en el que puedes disfrutar de nuestras montañas! El paisaje natural de la cordillera te espera también este agosto.

La europa más fría

Uno de los destinos frescos en verano más socorridos es, sin duda, el norte de Europa. Y aquí las opciones se multiplican: si quieres ir lo más al norte posible, Islandia; si prefieres un poco de lluvia, Irlanda; y si no eres muy de islas, Noruega será tu destino.

Verano con niños, Noruega
Noruega

Las bajas temperaturas se combinan con un paisaje de ensueño compuesto de una vegetación mágica en Irlanda, de volcanes y glaciares en Islandia y de la costa escarpada protagonizada por los fiordos noruegos.

Rumbo al norte de América

¿Sabes dónde tampoco hace nada de frío a pesar de ser verano? En América del Norte. Canadá te recibirá con los brazos abiertos con una temperatura estival muy suave y llevadera. Las amigables ciudades canadienses y su parques nacionales estarán encantados de recibirte. Aunque si quieres vivir el verdadero verano norteño puedes dar un paso más allá y visitar Alaska, donde disfrutarás de los glaciales, la fauna autóctona y, con un poco de suerte, de alguna aurora boreal.

Disfrutar del invierno austral

Pero si quieres huir del verano con todas las letras, la opción más radical es pasar este agosto… ¡en invierno! Y sí, es posible: para ello solo tienes que cruzar el ecuador y podrás disfrutar del invierno del hemisferio sur. Si prefieres este u oeste queda a tu disposición.

Patagonia
Patagonia

Para los amantes de América latina, la Patagonia argentina será, sin duda, la alternativa de su elección. Aunque si prefieres hacer un viaje a las antípodas, Australia y Nueva Zelanda te estarán esperando en la otra punta del mundo… literalmente. Si te atreves con el frío extremo, los paisajes de la Antártida te dejarán sin respiración.

Así que aquí lo tienes: piensa a lo grande y anímate a ir a los pirineos con niños en verano o a cualquiera de las otras alternativas. Toda opción es buena para no achicharrarse en tus próximas vacaciones. Aprovecha el factor sorpresa y dale a tu familia unas vacaciones de verano que no esperan… ¡en la nieve!

No hay comentarios

Dejar comentario