Exprimiendo al máximo 5 días en Rumanía

¿A quién no le gustaría pasar una noche en Transilvania después de visitar el castillo del conde Drácula? Dicho así, el plan alegra el día a cualquiera, pero en realidad será a ti a quien se le pongan los dientes largos en esta breve escapada. Aquí tienes unas pistas sobre qué ver en Rumanía en cinco días. Poco tiempo para lo mucho que ofrece este país del este de Europa lleno de contrastes, así que vamos a aprovecharlo.

Ideas para hacer turismo en Rumanía

Empezamos por la capital, Bucarest, una ciudad de 2,4 millones de habitantes y la principal del país. Muchas de sus construcciones históricas se han perdido, pero en su parte más antigua podrás visitar el barrio de Lipscani, donde se encuentra la Curtea Veche (la primera Corte Real) junto a unas ruinas.

En la zona verás un busto de Vlad III, el Empalador, el personaje que inspiró la leyenda de Drácula. El apodo te da una idea de por qué nadie lo invitaba a ir de pícnic.

Qué ver en Rumanía, Brasov
Qué ver en Rumanía, Brasov

Entre los edificios más destacados que puedes visitar está el Palacio del Parlamento Rumano. Otra cosa no será, pero destacado sí, porque es el edificio administrativo civil más grande del mundo. Para construirlo, durante la dictadura se demolieron barrios enteros de la ciudad sin pestañear.

En Bucarest hay una gran actividad cultural, especialmente durante el verano. Pero todo el año tienes más de 30 museos y muchos sitios para salir de fiesta. Más allá de la capital te espera un país lleno de ideas para hacer turismo. Como estas:

1. Monasterios pintados de Bucovina

El más importante es el monasterio de Boronet (del siglo XV), al que llaman la Capilla Sixtina del este.

2. Iglesias fortificadas de Transilvania

Son siete poblaciones medievales (siglos XI al XIII) organizadas alrededor de sendas iglesias fortificadas.

3. Brasov

La ciudad más turística de Rumanía, también ubicada en Transilvania. Cuenta con la calle más estrecha de Europa: mide 1,3 metros de ancho.

4. Castillo de Bran

Cerca de Brasov encontrarás el castillo relacionado con el famoso Vlad III; o sea, el castillo de Drácula, para entendernos. Esta fortificación gótica es monumento nacional.

Qué ver en Rumanía, Castillo de Bran
Qué ver en Rumanía, Castillo de Bran

5. Cementerio alegre de Sapantza

Nada mejor después de Drácula que ir a un cementerio. Aunque este es muy especial porque tiene las tumbas pintadas con alegres colores y poéticos epitafios. Se encuentra en la región de Maramures, al norte de Transilvania.

6. Carretera Transfagarasan

Una ruta de cien kilómetros perfectamente asfaltada y que serpentea por zonas naturales impresionantes. Conocerás localidades preciosas, verás lagos, cascadas, frondosos bosques y montañas. Lo mejor de los Cárpatos rumanos.

Rumanía te ofrece muchos contrastes por su naturaleza, su historia y también su gastronomía, que no todo va a ser pasear. Además, los precios son muy asequibles y seguro que pasarás cinco días de escapada llenos de buenos momentos.

Si necesitas otra idea sobre qué ver en Rumanía, te podemos contar que Drácula también fue niño. Su infancia la pasó en la pequeña localidad de Sighisoara, donde se encuentra su casa natal y que hoy es un museo que te espera con los brazos abiertos. Eso sí, cúbrete el cuello.

No hay comentarios

Dejar comentario