Razones para volver a visitar un destino en el que ya has estado

Sin duda alguna, la lista de destinos pendientes de un viajero empedernido suele ser interminable. Sin embargo, hemos de tener claro que los viajes no son una lista de la compra en la que ir tachando lo que ya tenemos. Sí, puedes haber ido cinco veces a Francia y seguir enamorándote de ella cada vez que la pisas. Al fin y al cabo, ¿qué más da si ya has estado? No se trata de una carrera, y esto puede aplicarse a cualquier destino. Si no estás aún convencido, puede que estas razones te inviten a repetir lugar de vacaciones.

¿Por qué repetir lugar de vacaciones?

Conocerás tu destino en profundidad

Siguiendo con la temática francesa, el Museo del Louvre, por ejemplo, tiene tanto para ver que se necesitarían días solo para recorrerlo. A no ser que estés en París durante un largo periodo de tiempo, es prácticamente imposible que llegues a conocer la ciudad realmente bien a no ser que vuelvas en varias ocasiones. Esto se aplica a todas las grandes ciudades, e incluso a algunas más pequeñas, y se acentúa todavía más si estamos hablando de recorrer un país o varios.

Museo Louvre
Museo Louvre

Deja los lugares turísticos a un lado

Si ya has visto los principales monumentos turísticos de un destino, como pueden ser el Coliseo y la Fontana di Trevi en Roma, podrás centrarte en recorrer rincones menos conocidos. Esto contribuirá a lograr cumplir con el primer punto del que te hemos hablado y, además, te acercará más a la vida cotidiana de los ciudadanos de tu destino.

Relájate viajando

Cuando viajamos a un lugar con un tiempo limitado, tendemos a recorrer los principales puntos de interés de una manera frenética para no dejarnos nada en el tintero. Sin embargo, recuerda que viajar es mucho más que eso: es disfrutar de las calles, de la gastronomía y de la vida local.

Repitiendo destino, tendrás la oportunidad de degustar la cerveza alemana o belga con calma, de escuchar el silencio de los templos budistas o, y esto solo es para los más atrevidos, de disfrutar de una cena de cuatro horas comiendo el famoso fugu – o pez globo- en Japón. Estos solo han sido algunos ejemplos, pero experiencias así las puedes vivir en todas las ciudades, pueblos y países, aunque solo si los visitas con detenimiento.

Templo budista
Templo budista

¡Seguro que te gustará!

¿Qué posibilidades hay de que te decepcione un destino que ya has amado en primer lugar? A no ser que te pase algo horrible, y esperamos que esto no suceda, seguro que vas a disfrutar de tu viaje. Aunque esa intriga de si te va a gustar o no un nuevo destino puede tener su gracia, también la tiene a veces ir a una apuesta segura.

Como ves, repetir lugar de vacaciones en tus viajes puede ser una excelente idea y una gran oportunidad para convertirte en un experto del lugar. Ya sabes: deja apartada tu lista por un momento y céntrate solo en disfrutar de la experiencia con los cinco sentidos.

No hay comentarios

Dejar comentario