“Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias”, decía el poeta Kavafis. Viajar no es llegar al destino, sino vivir el trayecto desde el principio hasta el final. Si te estás planteando viajar en coche o en moto, seguro que prefieres atravesar carreteras que te asombren, que te mantengan expectante a cada curva, a cada cambio de rasante. Aquí te traemos algunas de las carreteras más bonitas de España y de otros países, por si te animas a recorrerlas y a desear que tu camino sea aún más largo.

Siete destinos para conducir

1. Lagos de Covadonga

Kavafis tenía razón en valorar un camino con alicientes, pero si al final del trayecto encontramos un premio, mucho mejor. Es lo que ocurre con esta carretera secundaria de Cangas de Onís (Asturias) que te llevará hasta los lagos Enol y Ercina, los archiconocidos lagos de Covadonga.

Lagos de Covadonga, Asturias
Lagos de Covadonga, Asturias

La carretera es la CO-4 y el trayecto tiene unos doce kilómetros, además de innumerables vacas y cabras pastando tranquilamente ajenas al espectacular paisaje. El único problema es que en verano, Semana Santa y puentes hay restricciones porque está demasiado transitada. Así que si tu road trip es en temporada baja disfrutarás de un viaje placentero con unas vistas espectaculares.

2. Costa de la Muerte

El nombre impresiona, pero desde tierra es menos peligrosa. Esta parte de las Rías Altas gallegas se encuentra en la zona de Finisterre, provincia de A Coruña. La carretera transcurre al borde del mar, con un paisaje de acantilados y olas batientes. Cuando hay viento fuerte o algún temporal, el océano se anima.

La Costa da Morte es muy extensa, pero puedes hacer el siguiente trayecto: salida de Laxe por la carretera AC-433 hasta dar con la AC-432. Esta última te llevará hasta Camariñas, solo para que conozcas esa parte de la costa, luego vuelve sobre tus ruedas y dirígete hacia A Ponte do Porto y sigue hacia el sur por la CP-1603. Después solo tienes que seguir hacia Finisterre. Ahí, donde se acababa el mundo de los romanos, termina tu viaje (de ida) después de unos 80 kilómetros.

3. Maspalomas – Tejeda

Si no te da miedo la altura ni las carreteras estrechas, este recorrido ascendiendo al centro de la isla de Gran Canaria te va a gustar. Sales de Maspalomas y coges en hacia el noreste siguiendo el litoral: Vecindario, La Garita, hasta que la carretera GC-1 se convierte en GC-3. Ahí empieza el ascenso a Tejeda. En total son sobre 80 kilómetros, pero los realmente divertidos son los 30 últimos.

El premio final es llegar al Roque Nublo, la segunda cumbre más alta de Gran Canaria con 1.700 metros de altitud. Eso sí, te tienen que gustar las curvas porque si no se te hará un poquito pesado. Recuerda que después de subir hay que bajar y las curvas seguirán ahí.

Roque Nublo, Gran Canaria
Roque Nublo, Gran Canaria

4. Montes de Málaga

Andalucía tiene muchas carreteras interesantes para escaparte cualquier fin de semana. Una de ellas es la que atraviesa el Parque Natural Montes de Málaga. La carretera es la A-700 y en su recorrido encontrarás restaurantes y ventas que son un complemento perfecto para hacer el viaje más “lleno”, como decía Kavafis.

Entre pinares, nogales, fresnos, chopos y otros árboles, la vía transcurre casi escondida. Si sales de Málaga puedes seguir hacia el norte hasta llegar a Casabermeja, un pequeño y bonito pueblo, de poco más de 3.000 habitantes, construido sobre la ladera de una montaña. De Málaga a Casabermeja por la A-700 hay unos 40 kilómetros. Recuerda que siempre puedes asesorarte sobre hoteles y apartamentos en Viajes Carrefour por si algún destino te apasiona tanto como para hacer noche en él.

5. Parque Natural del Montseny

Trayecto corto, pero ideal para ir en moto. Se encuentra en el Parque Natural del Montseny y son aproximadamente 20 kilómetros de sinuosas curvas por la BV-5114. Empezamos la ruta en Sant Celoni, dejamos atrás Santa Fe del Montseny y seguimos hasta Sant Marçal de Montseny. En el camino podrás ver la cima del Turó del l’Home con sus 1.700 metros de altitud.

Carretera estrecha para disfrutar con calma, tanto en el ascenso como en el descenso. Recuerda que es el macizo más alto de la cordillera Prelitoral y, además, es reserva de la biosfera.

6. Ruta 66

Como te gusta ver mundo, aquí tienes una propuesta lejana y mítica: la mítica carretera Ruta 66, en los Estados Unidos. SI hablamos de road trips, no hay ninguna más apropiada porque se puede decir que en ella se inventó ‘el género’. Después de ser descatalogada en 1985, esta ‘carretera madre’ fue recuperada en algunos tramos y señalizada como Historic Route 66.

Route 66, EE.UU
Route 66, EE.UU

Si te animas a recorrerla debes saber que su longitud total es de 3.945 kilómetros. La vía original iba de Chicago a Los Ángeles. Así que en una tarde no se hace, pero puedes planificar un viaje para algunos tramos. Viajarás y conocerás buena parte de Estados Unidos.

7. A87 Road

Más modestos son los 159 kilómetros de la carretera A87 que atraviesa las tierras altas escocesas y las conecta con la isla de Skye. También es una ruta histórica y atravesándola te encontrarás con los paisajes más típicos de Escocia. La isla de Skye es la recompensa final, un lugar que recibe numerosos turistas en verano. Tierras de castillos, acantilados y clanes familiares, el verde está por todas partes, excepto en las zonas volcánicas que la originaron.

Poco antes de entrar en la isla te encontrarás con el castillo de Eilean Donan, todo un símbolo de Escocia que parece surgir del agua en una película de fantasmas. Ese castillo tiene una anécdota interesante para los españoles. En 1719 fue tomado 46 hombres de los 300 que salieron del puerto de Cádiz en apoyo de los escoceses, pero un mes después, las fragatas inglesas hicieron que se rindieran y destruyeron la fortaleza.

La lista puede ser tan extensa como quieras, porque en todos los países hay alguna carretera espectacular para descubrir y para recorrer. Lo importante es viajar por lugares que no te aburran. Si tienes tiempo y no tienes prisa por llegar, anímate a disfrutar de cada trayecto, desde su inicio hasta donde tú pongas el final.

No hay comentarios

Dejar comentario