La ruta del Cares es, posiblemente, una de las más recomendables para conocer todos los secretos de los Picos de Europa. Te invitamos a que conozcas sus características y a que tu próxima estancia en esta zona de España sea lo más divertida posible.

Viajar a los Picos de Europa

Se trata sin duda de una experiencia única para cualquier tipo de viajero. La amplia gama de actividades lúdicas que pueden llevarse a cabo son completamente de una belleza inigualable. Los paisajes más bellos además de la sensación de estar en un país del norte de Europa son solo dos de sus características más destacables.

Ruta del Cares, Paseando por el desfiladero
Ruta del Cares, Paseando por el desfiladero

Además, resulta relativamente sencillo llegar en tu propio coche a una zona que admite el turismo ecológico de forma amable. Siempre encontrarás una sonrisa antes de comenzar a recorrer esta imprescindible área para los amantes de la montaña y del senderismo.

La Ruta del Cares

Esta ruta entre León y Asturias comienza en Caín (León) y termina en Poncebos. (Asturias). Es gratuita.Te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

– Son 11 kilómetros de ruta. Recorrerás unos parajes increíbles y un sendero tallado en la roca.

– No olvides llevar un calzado resistente, pero cómodo. Lo ideal son botas que te ayuden a controlar mejor tus movimientos.

– Recuerda llevar una mochila con botellas de agua. El camino puede hacerse especialmente largo si lo haces en verano.

– Algo de comida. Fruta o barritas energéticas, o directamente el clásico bocadillo. Serán fundamentales para recuperar las fuerzas perdidas y poder terminar tu recorrido.

– No está permitido hacer la ruta en bicicleta. A pesar de que los caminos son amplios, está prohibido entrar con bicicleta en la ruta.

Ruta del Cares, Senderistas haciendo la ruta
Ruta del Cares, Senderistas haciendo la ruta

– En invierno, empieza por Poncebos. En este pueblo es más probable que no haya nevado y podrás recorrer buena parte de la ruta sin problemas.

– El punto más complicado. Comenzando en Poncebos te encontrarás con la cuesta. Hay que tener un mínimo de preparación física para superarla. El resto es totalmente plano. Recuerda siempre que hacerla en ambos sentidos son 24 kilómetros. En este último caso sí necesitarás tener un entrenamiento previo para afrontar este reto.

– Si solo quieres hacer una parte de la ruta sal desde Caín y evita la antedicha cuesta.

Hoteles en Asturias

Los establecimientos hoteleros cercanos a Poncebos son tan clásicos como imprescindibles para experimentar, en primera persona, todo tipo de sensaciones. El lujo de poder hospedarse en un hotel rural con unas vistas impresionantes está a tu alcance.

Así, te será muy fácil conocer la gastronomía de la zona, departir con la gente y conocer a otros que, como tú, han decidido conocer los Picos de Europa de la mejor forma posible. En cada hotel encontrarás información completa de la ya glosada ruta y todo lo que necesitas para que tu recorrido sean tan llevadero como digno de recordar.

Hoteles en León

Al igual que sucede en el supuesto anterior, los hoteles en esta zona de la provincia son tan económicos como aconsejables. Se aconseja escoger aquellos que estén integrados en los pequeños pueblos para no quedarse aislado en caso de nevada. Contarás con todo tipo de comodidades, pero siempre manteniendo ese punto tradicional y clásico que tanto gusta a todo tipo de viajeros.

Viajar a los Picos de Europa

Aparte de la antedicha ruta, en esta cordillera no deberías perderte:

– Lagos de Covadonga. Partiendo de Cangas de Onís irás subiendo para encontrarte con el impresionante santuario dedicado a la virgen homónima. Construido en piedra, es, sin duda, una visita obligada para conocer mejor la cultura de la zona. La cueva también alberga la tumba de Don Pelayo, por lo que estarás ante un monumento tan histórico como religioso.

Ruta del Cares, Lago Ercina
Ruta del Cares, Lago Ercina

Aun te quedarán 14 kilómetros de subida que podrás hacer tanto en tu vehículo como gracias a los autobuses que recorren tan espléndidos parajes. Los lagos son de origen glacial. Recuerda que el Enol y el Ercina se ven durante todo el año. El Bricial solo cuando se produce el deshielo en primavera.

– Bulnes. No se puede acceder por carretera a esta localidad que parece sacada de un cuento de los hermanos Grimm. Solo una ruta de senderismo te llevará a su interior. La misma parte de Poncebos y tiene una distancia total de 4 kilómetros en los que tendrás que ir sorteando todo tipo de accidentes geográficos, pero siempre enmarcados en unos parajes que se quedarán grabados en tu memoria durante años.

– Fuente Dé. Está en la zona de Cantabria Su teleférico ofrece un viaje de subida a través de un valle lleno de encanto. Esta experiencia, y pasear por la zona son actividades irrenunciables si viajas a la zona tanto por estar a más de 1.800 metros de altura como por admirar las vistas que ofrece el mirador del Cable. No olvides tomar el sendero de los puertos de Ávila para comenzar tu descenso. Serán 4 horas de recorrido y una magnífica manera de compartir tu ruta con los que prefieras.

– Sotres. A más de 1.000 metros de altitud encontrarás este bonito pueblo asturiano. En él se combinan los aspectos más tradicionales con la modernidad para atender al turista correctamente. El queso de Cabrales, la sidra, los cachopos y las fabes te esperan.

Ruta del Cares, Sotres
Ruta del Cares, Sotres

– El Naranjo de Bulnes. Es el punto más característico de los Picos de Europa y el que protagoniza su particular skyline. El pico Urriellu te espera si eres un escalador profesional y te atreves a coronarlo.

Un viaje inolvidable

Como habrás comprobado, los Picos de Europa te ofrecen una larga serie de posibilidades para poder recorrerlos al ritmo que prefieras. Sus atractivos son múltiples y todos ellos con un denominador común: el contacto directo con la naturaleza.

Un viaje con tu familia, con tu pareja o con un grupo de amigos será la excusa perfecta para descubrir este parque natural en el que te será muy sencillo divertirte, hacer deporte, practicar el senderismo o, sencillamente, pasar unas vacaciones muy agradables respirando aire puro, admirando sus vistas o haciendo la Ruta del Cares. ¡Te invitamos a venir!

 

No hay comentarios

Dejar comentario