Viajar a La Rioja es una de las actividades lúdicas más recomendables para conocer tan bella zona de España. La ruta del vino, su excelente gastronomía, sus paisajes y las propuestas que el sector turístico ofrece al visitante forman un todo indivisible en el que el viajero encuentra todo tipo de opciones para vivir, en primera persona, una experiencia sensorial que recordarás durante años.

Bodegas en La Rioja

Estos templos dedicados al cuidado de los magníficos caldos que le han dado su personalidad, y su nombre, a estas provincias son de visita obligada. Te recomendamos que no te pierdas las siguientes:

– Marqués de Riscal (Elciego). Si el vino del mismo nombre es una de las grandes referencias enológicas del viejo continente, recorrer esta bodega te sorprenderá gratamente.  En primer lugar, por el diseño arquitectónico de Frank Gehry que fue pionero en renovar la clásica arquitectura de estos espacios. Igualmente, el museo del vino, pasear por sus naves y conocer cómo la modernidad es compatible con la tradición son otros factores que convierten a esta visita en imprescindible.

Viajar a La Rioja, Hotel Marqués de Riscal
Viajar a La Rioja, Hotel Marqués de Riscal

– Cune. En Haro, en el barrio de la Estación, se erige esta bodega que apuesta por el clasicismo. Durante tu visita, podrás encontrar espacios tan interesantes como la bodega centenaria que alberga aldea del vino, las salas de vinificación y unos espléndidos jardines. Fue diseñada por Eiffel y tiene un toque decimonónico que no deja de ser un fantástico túnel del tiempo para conocer mejor cómo era la industria vitivinícola en el siglo XIX.

 Bodega cueva (Laguardia). La preciosa villa de Laguardia esconde esta gema que te permitirá entrar en una cueva centenaria, donde siguen criándose vinos de una calidad sorprendente. Al estar en la zona de la Rioja alavesa, notarás la diferencia entre la misma y las otras zonas arriba mencionadas. Esta edificación subterránea es muy interesante y permite conocer otra forma de entender la cultura del vino.

Viajar a La Rioja, Bodegas La Guardia
Viajar a La Rioja, Bodegas La Guardia

– Franco Españolas (Logroño). Fundada en la última década del siglo XIX, la bodega consta de naves de gran tamaño, en las que es posible disfrutar de una forma muy determinada de criar el vino. A destacar los pequeños toques actuales que hacen la visita más llevadera. Conocer la historia de esta bodega es ser consciente de su importancia en esta denominación de origen. La nave con los depósitos de madera de gran tamaño es una de sus señas de identidad.

– Ramón Bilbao (Haro). Se fundó en el primer cuarto del siglo XX y es, según la IWSC, la mejor bodega de España. Su dirección tiene claro que el equilibrio entre tradición y modernidad es fundamental para que cada visitante aprenda y disfrute a partes iguales. El Club Venturio es, sin duda, la joya de la corona. Su enorme extensión, supera los 6.500 metros cuadrados, es otro de los grandes atractivos que la convierten en una de las bodegas más populares de La Rioja. La visita termina con un recorrido virtual y con una cata de tres vinos. ¿Qué más se puede pedir?

Viajar a La Rioja, Haro
Viajar a La Rioja, Haro

El Rioja y los cinco sentidos

El famoso vino de las antedichas bodegas no solo se bebe, se siente. No en vano, en febrero de 2018 comienza una serie de actividades que bajo el epígrafe El Rioja y los cinco sentidos te convencerán del perfecto maridaje entre los vinos y la gastronomía riojana. Esta campaña promocional se extenderá a otras ciudades españolas, pero es en La Rioja donde alcanza su culmen.

Las catas guiadas, los concursos de pinchos, los espectáculos en las bodegas para estimular tus oídos, las exposiciones fotográficas sobre el mundo del vino o las actividades destinadas a toda la familia son algunas de las posibilidades que tendrás para sentir sobre ti los múltiples matices de este vino.

Te aconsejamos que consultes la web de este certamen para conocer el calendario completo de actividades. Las mismas se extienden durante todo el año, por lo que podrás llevarlas a cabo durante tus vacaciones y completar así tu estancia.

Hoteles en Logroño

La opción que te proponemos es la de dormir en Logroño y desplazarte desde esta capital a los distintos puntos de interés. Aparte de por su oferta hotelera, la ciudad tiene un encanto especial. Es más, podría decirse que siguen existiendo tiendas y locales por las que no ha pasado el tiempo. Esto provoca esa sensación de viajar al pasado, pero con la comodidad de este siglo.

Viajar a La Rioja, Logroño
Viajar a La Rioja, Logroño

De la ciudad te podemos aconsejar que no dejes de pasar por la legendaria calle Laurel, donde podrás degustar todo tipo de platos, pinchos, vinos y, sobre todo, vivir el ambiente inconfundible de la ciudad. Tras este paseo busca una chocolatería donde sentarte a disfrutar de la arquitectura, de las vistas y de todo lo que te ofrece una ciudad en la que siempre serás bienvenido.

Desplazarte por La Rioja

Aunque hay una línea de tren que recorre el trayecto Logroño-Haro en una hora, sería más conveniente que alquilaras un coche. Poder llegar hasta la propia puerta de la bodega a visitar, pararte en cualquier lugar a comer o, sencillamente, aparcar y contemplar las vistas es un lujo que no deberías dejar pasar durante tu recorrido.

Ahora bien, si te gusta bajarte en una estación desconocida, colocarte tu mochila y caminar entre viñedos, el tren es tu opción. Recuerda hacerlo a partir de primavera, si no quieres sentir los rigores del duro clima riojano.

La Rioja, un paraíso desconocido

Entre todos los consejos que te hemos ofrecido, nos ha faltado el más importante. No pienses que La Rioja es solo vino y comida. También hay cultura, arte, arquitectura, tradición, modernidad, amistad, amabilidad y muchos secretos que tendrás que ir descubriendo durante tu viaje.

Viajar a La Rioja, Viña riojana
Viajar a La Rioja, Viña riojana

Nuestros clientes siempre han tenido a bien comentarnos su grata sorpresa al conocer un verdadero paraíso para los sentidos como el que te acabamos de presentar. No dudes demasiado a la hora de viajar a La Rioja. Sentir, descubrir, vivir, experimentar y convertirte en un riojano de adopción son solo algunas de las sorpresas que te esperan en este destino.

No hay comentarios

Dejar comentario