Antes de nada, te avisamos: tres días en Tenerife se te harán muy cortos. Si tienes posibilidad, ¡alarga tu viaje! Elige uno de los muchos hoteles baratos de Tenerife y disfruta de una estancia más larga en la isla. Te esperan enclaves naturales únicos, el pico más alto de España, una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y una gastronomía exquisita, no te arrepentirás. Aún así, como no siempre es posible disfrutar de los días deseados, hemos elegido ocho puntos que no debes pasar por alto durante tu estancia en la isla:

Subir al Teide de día y de noche

De día para disfrutar de sus colores y sus formas. Para las veces que sean necesarias durante la subida y admira sus paisajes totalmente distintos entre sí y que te sorprenderán. En alguno de ellos, creerás estar en otro planeta. Continuando tu subida llegarás hasta la zona del teleférico, ¡no te quedes ahí! Ya que estás ahí, no pierdas la oportunidad de tocar el techo de España, ¡sube a su cima! Después, para el descenso (te recomendamos que la hagas usando la carretera del lado contrario al de la subida) vuelve a parar las veces que sean necesarias para exprimir al máximo el Parque Nacional.

Parque Nacional del Teide
Parque Nacional del Teide

¿Y de noche? Canarias tiene uno de los cielos más limpios del mundo y si a eso se le suman los 3.718 metros de altitud del Teide, ¿imaginas cómo se verán desde ahí las estrellas? ¡Abrígate y disfruta del espectáculo!

Pasear por el Parque Rural de Anaga

Canarias cuenta con una vegetación muy especial, ancestral y casi mágica. Uno de los mejores lugares de Tenerife para disfrutarla es el Parque Rural de Anaga, un enclave lleno de senderos por los que caminar disfrutando del espectáculo natural que nos brinda y de su amplia gama de verdes. Así que ya sabes, no vayas a Tenerife sin echar unas buenas deportivas en la maleta, ¡te harán falta! También en Anaga, encontrarás alguno de los mejores miradores para observar el Teide desde la distancia. Como ves, Anaga tiene mucho que ofrecerte.

Parque rural de Anaga
Parque rural de Anaga

Playa de Benijo

En realidad, la playa de Benijo se encuentra dentro del Parque Rural de Anaga, pero nos parece tan bonita, que merece tener su propio punto en esta lista. Es una playa de arena negra salpicada de rocas y decorada con varios roques afilados. Es uno de los lugares más frecuentados por los amantes de la fotografía, lo que hace suponer que es una de las mejores estampas que puedes llevarte de Tenerife. Para llegar a ella tendrás que recorrer las sinuosas carreteras que cruzan Anaga disfrutando de sus paisajes y al final del camino, Benijo, ¿qué más se puede pedir?

Playa de Benijo
Playa de Benijo

Pisar Las Teresitas

¿Sabías que la playa de Las Teresitas es la única de arena blanca en toda la isla? Pues sí, este tipo de arena no existe en Canarias, unas islas de origen volcánico, así que fue llevada desde el desierto del Sahara en los años 70 creando así una espectacular playa. El contraste creado por el color de su arena y su el paisaje volcánico que la rodea, crea uno de los paisajes más singulares de la isla, el cual puede contemplarse desde el mirador de Las Teresitas, a escasos metros de la playa, ¡sube y disfruta de las vistas!

Playa de las Teresitas
Playa de las Teresitas

Perderte por las calles de San Cristóbal de la Laguna

No todo es playas y naturaleza en Tenerife y San Cristóbal de la Laguna es el mejor ejemplo de ello. Se trata de la única ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad en todas las islas Canarias. Su trazado colonial y su colorido la convierten en una ciudad única y por la que sentirás la necesidad de pasear, pasear y pasear descubriendo encantadores rincones, casas señoriales y alguno de los monumentos religiosos más importantes de Canarias, como su catedral. Y por si todo esto no te parece suficiente, podrás disfrutar de un agradable ambiente tomando algo y disfrutando de la gastronomía local en una de las muchas terrazas que encontrarás por sus calles.

San Cristóbal de la Laguna
San Cristóbal de la Laguna

Contemplar los Gigantes desde el mar

Los Gigantes son unos espectaculares acantilados de entre 300 y 500 metros y la mejor forma de verlos es desde el mar. Así que te recomendamos contratar una excursión en barco y disfrutar de este espectáculo. Además, con un poco de suerte, podrás aprovechar la misma excursión para observar alguno de los   que frecuentan la zona.

Acantilados gigantes de Tenerife
Acantilados gigantes de Tenerife

Disfrutar de la naturaleza (más aún) en Corona Forestal

El Parque Natural Corona Forestal es el espacio natural protegido más grande de la isla. Rodea todo el Parque Nacional del Teide, por lo que es paso obligado cuando se visita el pico más alto de España. Sus senderos esconden varios sitios desde los que disfrutar de estampas privilegiadas: a un lado, los verdes de Corona Forestal y el pico del Teide, al otro, el azul del mar. ¡No olvides tu cámara de fotos!

No dejarte ningún plato típico sin probar

Si para tu estancia has elegido uno de los hoteles baratos de Tenerife todo incluido, no te cierres a comer solo pizza y otras cosas que puedes probar en cualquier parte, disfruta de la gastronomía canaria y de sus excelentes platos. No vuelvas sin probar las papas arrugás con mojo, la carne fiesta y el escaldón de gofio, entre otros.

Consejos prácticos:

  • Alquila un coche. Como habrás podido comprobar, la mayoría de puntos se encuentran en el norte de la isla, por lo que, si has elegido para tu estancia uno de los hoteles de Tenerife Sur, te recomendamos que alquiles un coche y de esta forma puedas moverte con total libertad por la isla sin depender de los horarios del transporte público.
  • Organiza bien tu visita. Tenerife no es una isla muy grande, pero sus carreteras no son del todo buenas, por lo que los desplazamientos pueden hacerse un poco largos. Para evitar pasarte el día de un sitio para otro, ubica los puntos en un mapa y amortiza los traslados.

No hay comentarios

Dejar comentario