La Gomera: un paraíso natural que no te puedes perder

Pocos lugares en el mundo pueden presumir de una belleza natural tan variada como la que se encuentra en las Islas Canarias. Hacer turismo de naturaleza en esta parte del mundo se convertirá en una experiencia inolvidable que recordarás el resto de tu vida. Además, lo que no encuentras en una isla lo tiene la otra; per,o en el caso de La Gomera, podemos asegurarte que sus rincones son únicos e irrepetibles.

Viajar a La Gomera es descubrir el paraíso en la tierra. Si eres de los que les gusta descubrir a pie todo lo que les rodea, entonces este es tu lugar ideal de vacaciones.

Cómo viajar a La Gomera y por La Gomera

Para alcanzar esta isla, tendrás que aterrizar en alguno de los dos aeropuertos de Tenerife. Una vez allí, basta con coger un avión que vaya de isla a isla, lo que solo llevará media hora de viaje. Sin embargo, lo que te recomendamos es coger un barco y disfrutar de una travesía desde el Puerto de los Cristianos.

Atardecer La Gomera
Atardecer La Gomera

Una vez llegues a la isla, la mejor opción para hacer turismo de naturaleza a tu ritmo y sin presiones es alquilar un coche. Además, es fácil moverse debido a que esta isla es pequeña y está bien comunicada con unas carreteras que, en su mayoría, te dejarán con la boca abierta por sus impresionantes vistas panorámicas, sobre todo las que dan a la isla de Tenerife con el Teide de fondo.

Qué ver en La Gomera

Con una superficie de casi 400 metros cuadrados, La Gomera está hecha para disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Es un remanso de paz y tranquilidad donde se respira naturaleza por cada uno de sus rincones. Aunque toda la isla se merece la mejor de las visitas, no puedes irte de allí sin haber explorado los siguientes lugares:

Parque Nacional de Garajonay. Este parque es Patrimonio de la UNESCO desde 1986, y no es para menos, debido a su espectacularidad natural en forma de bosques prehistóricos de laurisilva, especies endémicas como su famoso lagarto o la perdiz chocha o formaciones geológicas únicas. No te puedes perder un día de niebla en este parque, será el momento perfecto para llevarte la foto de tus vacaciones.

Los Órganos de Vallehermoso. El mejor lugar para comprobar los efectos del agua del mar en la roca sobre la que la erosión marina ha esculpido unos tubos en el basalto en el acantilado.

Parque Gran Rey. Está formado por un valle erosionado por los volcanes donde aparecen barrancos de infarto desde los que se emite el famoso silbo gomero. Sube hasta el mirador Palmarejo para contemplar la belleza del lugar.

Mirador de los Roques. Un símbolo en la isla formado por cinco bloques de magma que ofrecen unas vistas increíbles de Garajonay.

Parque Garajonay
Parque Nacional Garajonay

Agulo. El bombón de La Gomera. Este pequeño pueblo presume de las mejores vistas del Teide.

Sus playas. Para culminar este turismo de naturaleza, nada como descansar en alguna de sus playas de arena negra bañadas por un cálido mar de aguas cristalinas.

Como ves, este destino es una elección ganadora, ¡lo tiene todo!

No hay comentarios

Dejar comentario