¿Por qué es rentable el sistema de franquicias en España?

¿Son las franquicias rentables? Seguramente es una de las preguntas más recurrentes cuando se habla del sistema de franquicias en España. Si estás pensando en reconducir tu situación laboral emprendiendo con este tipo de negocios, has de saber que la realidad avala tu decisión. Y es que este planteamiento comercial se ha convertido en los últimos años en una apuesta segura para decir adiós a la crisis. Te contamos por qué.

Cuando se piensa en la India, la mayoría asocia esa idea a leyendas y tradiciones, pero existen otras maravillas que permiten contemplar los símbolos arquitectónicos más espléndidos del hinduismo, el islam y el sijismo. Su magnífico legado se conserva en las fachadas y en los espacios interiores de palacios, templos y mausoleos.

La India es un país que desconcierta por su diversidad y tamaño. Sin duda el lugar más espectacular del antiguo imperio mogol, en Agra, es el Taj Mahal. Considerado una de las maravillas del mundo, en 1630 el emperador Shah Jahan ordenó construirlo en honor de su esposa predilecta, Mumtaz Mahal. En las noches de luna es muy bello.

Un negocio redondo

Partimos del hecho de que ninguna fórmula es mágica, y menos aún cuando hablamos del devenir de las empresas, tan influidas por circunstancias como la capacidad adquisitiva del público, las tendencias o el lugar en el que se sitúan. Eso sí, los acontecimientos recientes demuestran que las franquicias son uno de los pilares del futuro crecimiento económico y el modelo de gestión más fructífero.

De hecho, el aumento de potencial de este planteamiento resulta más vertiginoso en España en los últimos tiempos que en el resto de Europa. No te lo decimos nosotros, lo asegura la Red Internacional de Consultores de Franquicias, que arroja un dato revelador al respecto: mientras que en el continente la práctica de este método se incrementó en un 12,5 por ciento en 2006, el porcentaje en nuestro país es del 14,6 por ciento.

Franquiciate - Viajes Carrefour

De hecho, el aumento de potencial de este planteamiento resulta más vertiginoso en España en los últimos tiempos que en el resto de Europa. No te lo decimos nosotros, lo asegura la Red Internacional de Consultores de Franquicias, que arroja un dato revelador al respecto: mientras que en el continente la práctica de este método se incrementó en un 12,5 por ciento en 2006, el porcentaje en nuestro país es del 14,6 por ciento.

De esta forma, las franquicias baratas suponen una salida exitosa para aquellos que desean reengancharse al mundo laboral. No se antoja una utopía, pues la realidad lo constata: todas las variables (número de redes y ventas, locales y creación de empleo) registran impulsos constantes desde 2008.

Si en ese año en España se registraban 875 redes franquiciadoras, en 2015 la cifra superó las 1200, es decir, casi un 41 por ciento más, porcentaje que ha ido en aumento sin sufrir batacazos. En cuanto a facturación, el porcentaje ha experimentado en los últimos tiempos un crecimiento para estos nuevos establecimientos de casi el tres por ciento. Por algo será, ¿verdad?

Franquicias Viajes Carrefour

Las razones

¿Por qué este método aporta tantas garantías al franquiciado y, por extensión, al franquiciante? Estos son algunos de los motivos:

1. Intereses compartidos.

El éxito de unos pasa por el auge de los otros. Esta retroalimentación necesaria propicia que nadie se duerma en los laureles y que cada parte reme por el bien común. Todos salen ganando gracias a esa seriedad con la que se afronta el trabajo y a la formalidad establecida desde el inicio, dejando claro cada punto de un contrato en el que el franquiciante da a conocer sus normas.

Ese compromiso favorece la prudencia cuando hay que tenerla y acentúa la solvencia de los implicados en la toma de decisiones y otras labores de gestión. ¿El resultado de esta manera de afrontar el negocio? La imposición de la credibilidad, virtud con la que una empresa se posiciona en el mercado y fideliza clientes. Además, las cosas bien hechas permiten eliminar gastos superfluos y, por tanto, economizar y contribuir a esa rentabilidad.

2. Marca consolidada

Sean franquicias más o menos laureadas, lo cierto es que el franquiciado parte con el camino andado por la marca. Se encuentra con los deberes más complicados, iniciar el trayecto y cosechar resultados positivos, ya hechos (y con la nota adecuada). Tomará las riendas de un negocio cuyo nombre ya es conocido y al que le avala más o menos éxito. Esa tranquilidad con la que se pone en marcha una empresa permite concentrar los esfuerzos en otras tareas que aportarán rendimiento económico a la empresa.

En este sentido, el público, ya sea del sector de viajes o el que corresponda, suele mostrarse más activo con negocios amparados en un cartel popular. Los espectadores se sienten más protegidos y profesan más confianza cuando satisfacen sus necesidades en un lugar que no es extraño para ellos.

3. Los recursos económicos

Un requisito en el que los franquiciantes se manifiestan inflexibles a la hora de concederte un voto de confianza es tu economía. Tus recursos económicos han de ser fiables. Si lo necesitas, también es importante ser capaz de conseguir financiación económica. En este sentido, las entidades financieras vuelven a mirar de frente al sistema de franquicias, concediendo créditos sin poner tantas trabas.

Esta es una de las razones fundamentales por las que no solo ha aumentado este modelo de negocio en España, sino que se ha consolidado, llegando a buen puerto todas esas inversiones.

4. El auge del turismo

Los viajes, los hoteles, los restaurantes... todo lo que tiene que ver con el turismo es el gancho perfecto para los consumidores. Estos clientes han propiciado que las franquicias crezcan como la espuma en España y resulten más rentables, por ejemplo, que en Estados Unidos. Este sector siempre ha contado con tirón y, sumado a factores como los anteriores, ha hecho que el potencial económico del franquiciado de los españoles haya aumentado hasta 51 000 euros de media.

Consecuencias del crecimiento

El éxito de las franquicias conlleva dos situaciones ansiadas hasta la fecha por la mayoría de la sociedad. Por una parte, la implantación de este sistema permite reconducir la actividad laboral de personas desencantadas con sus trabajos anteriores, así como de parados que buscan una salida rentable con el autoempleo para no tener que volver jamás a ingresar en la temible lista de desempleados. Quizá uno de estos dos sea tu caso, con lo que plantearte montar una franquicia puede ser la solución a tus problemas.

Por otra parte, los tiempos de buena nueva en estos negocios propician la creación de empleo, una de las cuentas pendientes en España. De hecho, las franquicias se han convertido en los últimos años en una de las fuentes más generadoras de puestos de trabajo en nuestro país, contribuyendo a maquillar la principal preocupación actual de los españoles.

En resumen, el sistema de franquicias en España ha experimentado un crecimiento en aumento desde el año 2008, tanto en el número de nuevos establecimientos como en el éxito de estas empresas. Los resultados certifican el potencial de este modelo de negocio que supone la fórmula más rentable para todas las partes.

Flecha volver arriba