Ventajas de las franquicias

Emprender es una idea que se le pasa a mucha gente por la cabeza. Y más en una situación laboral complicada como la que lleva tiempo atravesando el país.

Sin embargo, aunque estimulante, esta aventura no es un camino de rosas y es que conlleva un gran esfuerzo y tiene sus riesgos. ¿Qué tipo de negocio emprender? ¿Cómo empezar? Y todo esto sin tener en cuenta que el proyecto pueda no cuajar, con las consecuencias que eso tendría.

No obstante, si tienes en mente que quieres emprender, no tienes por qué abandonar esta idea y es que hay muchas maneras de hacerlo. Una de ellas es la franquicia. Saber cómo montar franquicias es más sencillo que llegar a una buena idea de negocio desde cero, y por ello es más probable conseguir franquicias rentables, partiendo también de la base de un negocio ya conocido.

Vamos a profundizar este tema y a ver por qué tienen tanto éxito las franquicias en España.

Ventajas de las franquicias

Más reconocimiento, menor riesgo

Como hemos dicho, hay un riesgo implícito a la hora de montar un nuevo negocio. Sin embargo, vamos a explicar esto con un ejemplo dentro del sector turístico.

Qué franquicia elegir - Viajes Carrefour

Pongamos que quieres montar una agencia de viajes, sin duda un negocio que tiene mucha demanda potencial, pero sabes que hay muchas empresas grandes que ya se reparten gran parte de este pastel. En ese caso, una buena opción es adquirir una franquicia de una de estas firmas, ya que así accederás directamente a su público local.

Partir de un negocio ya conocido genera una expectativa que no generará una idea completamente nueva a no ser que sea realmente muy innovadora. De este modo, tener como base una reputación reduce el riesgo de que fracases en este nuevo camino que es el emprendimiento.

Ayuda a la formación

Otro punto que debes tener en cuenta va más allá de este riesgo potencial o de hacer arrancar el negocio. Se trata de tu capacitación como profesional, y es que no es lo mismo ser emprendedor que empleado.

A la hora de emprender, tendrás que hacer frente a temas burocráticos y económicos que no te habías encontrado antes y tendrás que lidiar con ciertas responsabilidades que no tenías cuando trabajabas por cuenta ajena. Ahora el negocio es tuyo: esto resulta en más motivación, pero también va unido a más preocupaciones.

A la hora de empezar este camino, puede que no sepas muchas cosas que deberías saber, y el franquiciador te ayudará en este punto. Piensa que se trata de su empresa, por lo que querrá que todo salga lo mejor posible.

Esto se traduce en formación y capacitación que te ayudará a aprender en los temas más diversos: desde cómo tratar a los clientes hasta cómo gestionar la economía.

Además, probablemente se te harán visitas periódicas en las que se evaluará tu desempeño. Aunque esto pueda asustarte en un principio, realmente no es algo malo, ya que la empresa franquiciadora podrá aconsejarte, decirte qué puntos has de mejorar, y tu sabrás qué estás haciendo bien y qué es lo que tienes que cambiar.

Franquicias Viajes Carrefour

Marketing y promoción

El marketing es, sin duda, uno de los aspectos más importantes a la hora de poner en marcha un nuevo negocio: si no te conocen, nadie acudirá a ti, ¿no crees? Sin embargo, no es ningún secreto que hacer publicidad requiere una inversión económica elevada, y esto puede no ser tan fácil en el inicio.

En este sentido, es una gran ventaja tener una franquicia, ya que será la empresa matriz la que realizará gran parte de este desembolso. Esto no quiere decir que no pueda haber pequeñas acciones promocionales más destinadas a tu público local, pero desde luego tu franquicia se verá plenamente beneficiada por la publicidad global de la empresa.

Asistencia técnica

Considera que siempre tranquiliza saber que puedes acudir a alguien en caso de que haya algún contratiempo. Por supuesto, estos miedos se reducirán con el tiempo, cuando empieces a salvar obstáculos por ti mismo. Sin embargo, tener una franquicia tiene la ventaja de que no todo depende de ti, sino que podrás obtener ayuda si algo falla.

Piensa que la empresa matriz es la primera interesada en que todo vaya bien, en que el trabajo se mantenga en marcha y se dé una buena imagen de la marca. Así pues, se preocupará por garantizar en todo momento el buen funcionamiento de sus franquicias.

Mejor situación financiera

El tema financiero es uno de los grandes retos a la hora de emprender, ya que suele ser necesaria una inversión inicial elevada, sobre todo si uno se decanta por constituir una empresa, que conlleva la adquisición de un local y de material.

Si bien es complicado gastar mucho dinero en algo que no sabemos si va a funcionar, con una franquicia esto es distinto, ya que el franquiciador puede, en muchos casos, ayudarte a la hora de hacer ese gasto inicial.

Además, una franquicia te permite beneficiarte de la llamada economía de escala, que es la que se da cuando baja el precio medio de los productos y servicios gracias a un incremento de tu producción.

Digamos que cuanto más produzcas, más barata te saldrá dicha producción. De este modo, pertenecer a una franquicia te permite obtener mejores precios en las compras, y también que el gasto en publicidad y marketing sea más rentable.

En definitiva, lo que vemos es que las franquicias en España tienen éxito porque ayudan al emprendedor a montar su negocio sin el riesgo de poder poner en marcha una idea que luego no agrade al público objetivo.

Si te decantas por esta opción, tendrás ya algunos clientes ganados gracias al reconocimiento de la marca, tendrás un respaldo por parte de la empresa matriz y también gozarás de unas mejores condiciones financieras.

En definitiva, si crees que no estás hecho para trabajar por cuenta ajena, esta puede ser la solución a lo que buscas, de modo que te animamos a que te informes sobre tus posibilidades.

Flecha volver arriba