Costa Rica

Costa Rica, un paraíso lejos de los focos

Es el destino perfecto para todas las parejas que quieran disfrutar de una luna de miel inolvidable. Porque Costa Rica aglutina tesoros paisajísticos vírgenes, fauna y flora espectaculares, playas de ensueños donde practicar deportes acuáticos y centros en los que en descubrir los beneficios de las aguas termales.

Interminables arenales flanqueados por manzanillos o cocoteros, estrechos senderos ocultos por frondosa vegetación que desembocan en el océano, aullidos de monos revoloteando en las cimas de los árboles centenarios que cubren toda la superficie… en esto puede resumirse lo que se puede ver en el Parque Nacional Manuel Antonio, en la costa Atlántica, y a tan sólo cuatro horas de San José. Pero no sólo esto es lo más insospechado que puede apreciar en este paraíso natural. Bajo hojas de palma pasan los murciélagos largas horas durmiendo, al igual que las prehistóricas iguanas o los colibríes, a los que les gusta descansar en cualquier rincón.

Playa Manuel Antonio Costa Rica

El otro gran paraíso de Costa Rica es lo que se conoce con el nombre de Parque Nacional de Cahuita. Un bello paraje natural en el que se puede admirar toda la grandeza de Costa Rica, así como respirar un inigualable sabor tropical. Si lo que buscáis en aventura, en Cahuita os esperan inolvidables experiencias en sus fondos marinos, hábitat del pez ángel, pez ángel francés, manta rayas, esponjas o tortugas y de un arrecife de coral poco profundo que se extiende en forma de abanico frente a Punta Cahuita.

En Costa Rica también existe la opción de visitar la selva amazónica. Si habéis leído bien. Porque el Parque Nacional Tortuguero, entre las costas caribeñas y las montañas, se suceden diferentes tipos de bosques tropicales en los que crecen palmas, cedros machos, cativos o javillos negros y bellas lagunas con plantas tropicales. Para adentraros en este mágico mundo sólo tenéis tomar una barca o avioneta, ya que son los únicos medios para visitarlo, aunque se decide surcar las cristalinas aguas de sus caudalosos ríos, canales y lagunas, veréis mejor su frondosa vegetación entre la que se esconden los monos, dantas, nutrias, mapaches y jaguares, y de fondo, como si de una banda sonora se tratara, se escucha el silbido de las más de 400 aves que sobrevuelan sus cielos.

Parque Nacional Tortuguero

Cinco propuestas para explorar a fondo Costa Rica

Volcán Poas, Costa Rica

Subir a lo más alto del volcán Poás. En este escenario natural se suceden granjas de flores exóticas, cafetales y campos de fresas hasta llegar a la cima, 2.708 metros sobre el nivel del mar, donde se ha formado con el paso de los años una laguna, unas veces con el agua color celeste y otras verde, dependiendo del día. Su principal cráter, con un kilómetro y medio de diámetro y una profundidad de 300 m, aún expulsa gases, aunque la última vez que estalló fue a mediados del siglo XX y desde entonces poco a poco se ha ido apagando.

Volar como un pájaro en la selva costarricense. Otra forma romántica de disfrutar de Costa Rica es subiéndote al teleférico que muestra las copas de los árboles del Bosque Lluvioso. Situado a unos 50 minutos de la capital, el trayecto dura unas hora y media y es tranquilo, por lo que se puede apreciar los secretos de este ecosistema y sobre todo disfrutar de la compañía.

Alcanzar la catarata Volio, un lugar escondido y remoto tras un denso bosque tropical donde es posible darse un chapuzón en sus cristalinas y frescas aguas que caen de una altura de 30 metros.

Nadar en aguas azules. Costa Rica cuenta con muchos escenarios irrepetibles pero posiblemente no hay ninguno que sorprenda tanto como las aguas azules del río Celeste, que recorre de arriba abajo el Parque Nacional Volcán Tenorio. Si os gusta la naturaleza, os tendréis que equipar con unas buenas botas para adentraros en esta zona situada al norte del país, donde se suceden un bosque primario, maravillosas cascadas, fuentes termales, pequeños géiseres y lagunas, hasta acabar el camino en una zona de baño de aguas azules, color que adquiere el agua al mezclarse el azufre y los carbonatos de calcio.

Pasar una maravillosa jornada de relax en un spa natural a los pies del volcán Arenal. Los centros termales costarricenses no son los típicos. Aquí un alto porcentaje del agua proviene de la lluvia que entra a través de la superficie terrestre y se calienta debido a su localización alrededor de los volcanes. Con cinco manantiales diferentes, entre 25º y 50ºC, el de Tabacon, en el volcán Arenal, es el más impresionante. Irazú, Miravalles, el Valle de Orosi, el Rincón de la Vieja también os regalarán momentos únicos en sus aguas termales.

Flecha volver arriba

Agencias de Viajes

Icono Agencia Viajes Carrefour

Franquicias

Icono Franquicias Viajes Carrefour

Financiación

Icono Financiación Viajes Carrefour

Guías de Viajes

Icono Guías Viajes Carrefour